miércoles, 20 de mayo de 2015

Secretos en el cajón.

Aprovechó la ausencia momentánea y se adentró sigilosamente en el despacho. Tenía que recuperar esos documentos, los necesitaba. Se sintió presa del pánico al oír unos pasos que se acercaban y se escondió bajo el escritorio. ¿Dónde estarían los malditos papeles? Cuando no escuchó más pisadas salió de debajo de la mesa con el objetivo de continuar su búsqueda, pero esta acción se vio interrumpida por la figura que, de pie, la contemplaba desde la puerta. “¿Puedo ayudarte?” preguntó la misteriosa persona, cuyo rostro no llegaba a distinguir la empleada. Esta se quedó paralizada, no sabía qué hacer. Si la descubrían, la despedirían al instante. Trató de decir algo, pero no se le ocurrió. Ante la aparentemente inofensiva figura que aún no se había movido para delatarla, decidió seguir buscando. Abrió todos los cajones, excepto uno que requería una llave. “¡Mierda!” exclamó frustrada. La niña, que había observado en todo momento desde la puerta, se acercó y, extendiéndole una pequeña llave plateada, le dijo “¿necesitas esto?”. La mujer se preguntó de dónde habría sacado aquella chiquilla la llave, pero necesitaba apresurarse, así que no tenía tiempo para hacer preguntas. Abrió el cajón y finalmente encontró la carpeta que buscaba, necesitaba hacer desaparecer ese informe. Sin embargo, antes de que pudiera cerrar la naveta, la niña le dijo “yo te he ayudado, ahora ayúdame tú. Mira debajo de todos los papeles y… ya sabrás qué hacer”. La mujer hizo lo que la pequeña le pedía. Sacó la última carpeta del cajón, la abrió y vio unas fotos de aquella niña, muerta. Levantó la vista para encontrarla, pensando que todo aquello sería una broma, pero había desaparecido. 

10 comentarios:

  1. Me gusta. Me atrae esa dualidad entre vida y muerte, y el hecho de que sepan mirarse a la cara sin miedo. Es más habitual de lo que parece, quizás porque en el mundo real la ayuda que necesitamos nos es negada con más frecuencia de la que desearíamos. La figura de esa niña, a pesar de ser un poco interesada, me atrae, porque es muy misteriosa, incita a profundizar más en su historia personal. Buen trabajo!! ;)

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho esta historia sigue asi, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento el retraso en la respuesta, es que no he tenido tiempo hasta ahora. Me alegra mucho que te haya gustado,
      ¡un beso!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchísimas gracias Jaime. Este comentario es todo un halago teniendo en cuenta lo complicado que es dejar a un escritor sin palabras.
      ¡un abrazo!

      Eliminar
  4. Interesante relato, me llevó de la mano desde la primera a la última palabra. Atrapa, con la interesante condición que deja pensando al lector ... me quedé con ganas de más.
    Pienso que la presencia de una niña arrancada de esta vida con violencia, no es un acontecimiento exclusivamente de esa niña, sino un acontecimiento mundial. Una opinión, solo eso ... una opinión, pensaste en una segunda parte ?

    Un cariño

    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Muchísimas gracias por el comentario. En principio no tenía pensado escribir una segunda parte, aunque a la vista de que varias personas me lo habéis preguntado, quizá la escriba
      Un saludo!

      Eliminar
  5. Me encanta ♥.♥ ¿Va a continuar?
    Seguiré leyendo por aquí... Nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia, en un principio no tenía pensado hacer una continuación, aunque quizá la acabe escribiendo.
      Un saludo!

      Eliminar
  6. Me gustó. Con tan breve relato me hiciste sentir ese «miedo» de los libros. Muy bien logrado.

    ResponderEliminar